Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Hepatitis Tipo B [Hepatitis Type B]

La hepatitis es una infección viral contagiosa (contagious viral infection) del hígado. Hay tres tipos comunes: A, B y C. Usted tiene hepatitis Tipo B, en ocasiones también llamada “hepatitis del suero” (Serum Hepatitis). Esta enfermedad se suele contagiar por contacto sexual o por compartir agujas o jeringas con una persona que tenga el virus de la hepatitis B. Los síntomas de la hepatitis B se presentan entre 2 y 6 meses después del contagio e incluyen fiebre, náuseas, vómito, pérdida de apetito, fatiga crónica (chronic fatigue), debilidad, orina oscura, material fecal de colores claros, dolor en las articulaciones y color amarillento de los ojos o la piel. Los síntomas suelen durar entre 1 y 3 meses.

Cuidados En La Casa:

  1. Una dieta con bajo contenido de grasas saturadas y alto contenido de frutas y verduras es lo mejor para usted y para su hígado. Si tiene náuseas, lo mejor es que tome comidas pequeñas y frecuentes.

  2. Si tiene síntomas de hepatitis, es posible que se fatigue fácilmente. Descanse mucho. No se sobreexija.

  3. El acetaminofén (acetaminophen [Tylenol]) y los medicamentos antiinflamatorios (anti-inflammatory drugs) como el ibuprofeno (ibuprofen [Motrin, Advil]) y el naproxeno (Aleve, Naprosyn) pueden ser tóxicos para el hígado si se los toma en dosis altas o durante mucho tiempo, o si la persona tiene ya el hígado dañado.

    • Las personas con hepatitis aguda (recientemente diagnosticada) no deberían tomar este tipo de medicamentos a menos que así se lo indique el médico.

    • Las personas con hepatitis crónica (que perdura a través de los años) y con enfermedad avanzada del hígado no deben tomar este tipo de medicamentos.

    • Las personas con hepatitis crónica que sólo tienen un daño leve al hígado o que tienen el hígado sano pueden tomar acetaminofén (acetaminophen) en pequeñas dosis (2 gramos cada 24 horas). No tome medicamentos antiinflamatorios (anti-inflammatory medicines). Nunca tome acetaminofén (acetaminophen) con alcohol, dado que eso aumenta las probabilidades de dañar el hígado.

  4. El alcohol sobrecarga el hígado y debería evitarse durante varios meses hasta que todos los síntomas hayan desparecido y las pruebas del hígado den resultados normales.

Evite El Contagio Del Virus De La Hepatitis:

Este virus está presente en la sangre y en el contacto sexual. Informe a su pareja que tiene hepatitis y use condones cuando tenga relaciones sexuales hasta haber eliminado el virus de su sistema. Si bien esto no es una garantía, puede reducir las probabilidades de transmitir la enfermedad. Nunca comparta agujas, jeringas, equipos para hacer tatuajes, popotes (pajillas) para aspirar cocaína, hojas (cuchillas) de afeitar ni cepillos de dientes con otras personas. No puede donar sangre. Si necesita obtener atención médica o dental, informe al personal médico que lo atienda que tiene hepatitis para que ellos tomen las precauciones necesarias para evitar el contagio de la infección. Si está embarazada o está buscando quedar embarazada, informe de eso a su médico. La hepatitis se puede transmitir al feto.

Las personas que hayan tenido algún contacto con usted, según lo que se describe arriba, deben comunicarse con su propio médico o con el Departamento de Salud Pública (Public Health Department) tan pronto les sea posible para que les den inmunizaciones (vacunas) de protección. Esta inmunización puede aplicarse hasta dos semanas después del contagio.

Programe una VISITA DE CONTROL con su médico según le hayan indicado para comprobar que esté sanando bien, sin complicaciones. Es posible convertirse en portador crónico del virus de la hepatitis B, en cuyo caso puede infectar a otros incluso aunque ya no se sienta enfermo. Sólo una prueba de sangre puede confirmar si usted es portador del virus (tiene aún el virus en el cuerpo). Por lo tanto, es importante que se haga una prueba de control.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Vómito frecuente.

  • Pérdida de peso debido a la falta de apetito.

  • Mayor dolor abdominal o abotagamiento del abdomen.

  • Mayor somnolencia o confusión.

  • Debilidad, mareo o desmayo.

  • Nueva aparición de color amarillento en los ojos o la piel, o aumento del ya existente.

  • Sangrado de la nariz o las encías; o se le hacen hematomas (moretones [bruising] con facilidad.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.