Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Enfermedad de manos, pies y boca (Niño)

La enfermedad de manos, pies y boca es producida por un virus. Suele aparecer en bebés y niños menores de diez años, pero puede darse también en los adultos. Causa pequeñas úlceras (llagas) en la boca (la garganta, los labios, las mejillas, las encías y/o la lengua) y pueden aparecer pequeñas ampollas o manchas rojas en la palma de las manos, la zona del pañal y la planta de los pies. Normalmente va acompañada de fiebre baja y falta de apetito. La enfermedad de manos, pies y boca no es grave y suele irse en una o dos semanas. Pero las llagas dolorosas en la boca pueden impedir que su hijo tome líquidos por la boca sin dificultad y eso puede resultar en una deshidratación (falta de agua en el cuerpo).
La enfermedad tarda de tres a cinco días en aparecer en el niño que se expuso al contagio. Por lo general, el período en que la enfermedad de manos, pies y boca más CONTAGIA es durante la primera semana de la enfermedad. En ocasiones, la gente puede contagiar durante días o semanas después de que los síntomas desaparecieron. Los adultos que contraen la enfermedad de manos, pies y boca pueden no tener síntomas e igual contagiar.
Esta enfermedad puede propagarse de una persona a otra de la siguiente manera:

  • si toca su nariz, su boca o sus ojos después de haber tocado las heces de una persona infectada (es decir, que tiene el virus)

  • si toca su nariz, su boca o sus ojos después de haber tocado el líquido de las ampollas o llagas de una persona infectada

  • por secreciones respiratorias (estornudo, tos, sonarse la nariz)

  • si toca objetos contaminados (juguetes, perillas de las puertas)

  • secreciones orales (beso)

Cuidados en su casa

  1. DOLOR EN LA BOCA. A menos que su médico le haya recetado otro medicamento para el dolor en la boca:

    • Puede usar acetaminofén o ibuprofeno para el dolor o las molestias. Consulte al médico de su hijo ANTES de darle acetaminofén o ibuprofeno a su hijo a fin de que le indique qué dosis usar y cuándo darle el medicamento (horarios). No le dé ibuprofeno a un bebé de seis meses o menos.

    • Puede usar un antiácido líquido cuatro veces al día, o según le indique el médico de su hijo, para cubrir las llagas de la boca y aliviar el dolor.

      • Los niños mayores de cuatro años pueden usar una cucharadita (5 ml), o según le indique el médico de su hijo, como enjuague bucal después de las comidas. Consulte al médico de su hijo ANTES de darle medicamentos de venta libre.

      • Si su hijo tiene menos de cuatro años, usted puede colocarle media cucharadita (2.5 ml), o según le indique el médico de su hijo, en la boca después de las comidas. Evite hacerle enjuagues bucales con regularidad porque pueden arder. Consulte al médico de su hijo ANTES de darle medicamentos de venta libre.

  2. ALIMENTACIÓN. Siga una dieta blanda con mucho líquido para prevenir la deshidratación. Si su niño no quiere ingerir alimentos sólidos, está bien por unos pocos días, siempre que tome mucho líquido. Las bebidas frías y sorbetes helados (sherbet) son calmantes y fáciles de ingerir. Evite los jugos de cítricos, (jugo de naranja, limonada, etc.) y las comidas saladas o muy condimentadas. Estos pueden causarle más dolor en las llagas de la boca.

  3. FIEBRE. Para la fiebre, puede usar acetaminofén o ibuprofeno, según le indique el médico de su hijo. Consulte al médico de su hijo para que le indique la dosis y los horarios para darle el medicamento. No le dé ibuprofeno a un bebé de seis meses o menos. [NOTA: Si su hijo tiene una enfermedad hepática o renal crónica, o alguna vez tuvo una úlcera estomacal o sangrado gastrointestinal, consulte con su médico antes de darle estos medicamentos].
    La aspirina no debe usarse nunca en personas menores de 18 años que tengan fiebre, ya que puede causar daños graves (síndrome de Reye) o la muerte.

  4. AISLAMIENTO: Los niños pueden volver a la guardería o a la escuela una vez que la fiebre desaparezca y puedan comer bien. Comuníquese con su proveedor de atención médica y pregunte cuándo su hijo (o usted) puede volver a la escuela (o al trabajo).

Visitas de control

Programe una visita de control con su médico de acuerdo a lo indicado por nuestro personal.

Cuándo debe buscar atención médica

Llame enseguida al proveedor de atención médica de su hijo si el niño presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Su hijo se queja de dolor en el cuello o el pecho

  • Su hijo tiene dificultades para respirar y no tiene energía

  • Su hijo tiene dificultades para tragar

  • Las úlceras en la boca siguen presentes después de dos semanas

  • La afección de su hijo empeora

  • Su hijo parece estar deshidratado (tiene la boca seca, no presenta lágrimas, no ha orinado en ocho horas o más)

  • Tiene fiebre de 100.4° F (38° C) o más alta, que no mejora con medicamentos para la fiebre

  • Su hijo tiene fiebre a repetición por encima de los 104° F (40° C)

  • Su hijo tiene menos de dos años y su fiebre continúa por más de 24 horas

  • Su hijo tiene dos años o más y su fiebre continúa por más de tres días

Llame al 911 o busque ayuda inmediatamente

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Nerviosismo inusual, somnolencia o confusión

  • Erupción de color morado oscuro

  • Dificultad para respirar

  • Convulsión

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.