Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Gota

La gota consiste en la inflamación de una articulación debido a la acumulación de cristales de urato sódico en el líquido de la articulación. Esto ocurre cuando hay exceso de ácido úrico (una sustancia de desecho normal) en el cuerpo. El ácido úrico se acumula en el cuerpo cuando los riñones son incapaces de filtrarlo suficientemente para eliminarlo de la sangre. Esto puede ocurrir a consecuencia de la edad o de trastornos renales. La gota ocurre más a menudo en personas con obesidad, diabetes, alta presión arterial o alto contenido de grasas en la sangre. Es posible que la tengan también otros miembros de su familia.  La gota puede aparecer y desaparecer en diferentes oportunidades. Un episodio de gota se llama ataque de gota. El alcohol y ciertos alimentos (como los mariscos o alimentos con aditivos como el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa) pueden aumentar el nivel de ácido úrico en la sangre y causar un ataque de gota.

En un ataque de gota, la articulación afectada puede presentar calor, enrojecimiento, hinchazón y dolor. Si ha tenido un episodio de gota, es probable que tenga otro. Un ataque de gota agudo puede tratarse con medicamentos. Si estos ataques se hacen frecuentes, puede ser necesario tomar un medicamento todos los días para ayudar a que los riñones eliminen el ácido úrico del cuerpo.

Cuidados en su casa

Durante un ataque de gota:

  • Descanse las articulaciones doloridas. Si la gota le afecta las articulaciones de un pie o una pierna, puede usar muletas durante los primeros días para evitar apoyarse sobre el pie o la pierna afectados.

  • Cuando esté sentado o acostado, levante la articulación adolorida a un nivel que esté por encima del nivel de su corazón.

  • Para aliviar el dolor durante el primer día, aplique una bolsa de hielo (cubitos de hielo en una bolsa de plástico, envuelta en una toalla delgada) sobre la zona lesionada durante 20 minutos cada una o dos horas. Continúe esta práctica tres o cuatro veces al día hasta que el dolor y la hinchazón desaparezcan.

  • Evite el alcohol y los alimentos indicados a continuación (vea la sección sobre Cómo prevenir los ataques) durante un ataque de gota. Beba más líquido para facilitar la eliminación del ácido úrico a través de los riñones.

  • Si le recetaron un medicamento para tratar la gota, tómelo según le haya indicado su proveedor de atención médica. No se saltee ninguna dosis.

  • Tome el medicamento antiinflamatorio que le hayan recetado exactamente según le hayan indicado.

  • Si le recetaron medicamentos analgésicos, tómelos exactamente tal como se lo indicaron.

Cómo prevenir los ataques

  • Minimice o evite el consumo de alcohol. El exceso de alcohol puede causar un ataque de gota.

  • Por lo tanto, evite los siguientes alimentos y bebidas:

    • Carne de órganos o vísceras, como riñón e hígado

    • Ciertos frutos de mar (anchoas, sardinas, camarones, vieiras, arenques y caballas)

    • Carnes de caza, extractos de carne y salsas de carne

    • Evite los alimentos y las bebidas que contienen jarabe de maíz alto en fructosa, como las gaseosas

  • Siga una dieta sana que incluya lácteos sin grasa o con bajo contenido de grasa y muchos vegetales.

  • Si tiene sobrepeso, esto constituye un factor de riesgo y deberá hablar con su médico para establecer un plan de pérdida de peso. Evite el ayuno y las dietas muy bajas en calorías (menos de 900 calorías por día), ya que esto aumentará el nivel de ácido úrico en el cuerpo.

  • Si tiene diabetes o alta presión arterial, consulte con su médico para manejar estas afecciones.

  • Evite las lesiones en la articulación afectada, ya que esto puede producir un ataque de gota.

Visitas de control

Programe una visita de control con su proveedor de atención médica o según le hayan indicado.

 

Cuándo debe buscar atención médica

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de más de 100.4º F (38º C) con mayor dolor en la articulación

  • Mayor enrojecimiento alrededor de la articulación

  • Aparición de dolor en otra articulación

  • Vómito persistente, dolor abdominal o sangre en el vómito o las heces (de color rojizo o negruzco)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.