Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Gastritis  [Gastritis, Adult]

La GASTRITIS es una irritación del recubrimiento del estómago. Puede ser aguda (reciente) o crónica (de largo plazo). La puede causar el consumo excesivo de alcohol o medicamentos antiinflamatorios (como la aspirina, el ibuprofeno o la prednisona).

La gastritis suele provocar un ardor doloroso (quemazón) en la parte superior del estómago. Otros síntomas incluyen náuseas, vómito, pérdida del apetito, y eruptos o sensación de inflamiento (abotagamiento). La sangre en el vómito o las heces (de color rojizo o negruzco) es una señal de sangrado en el estómago. Esto requiere atención médica inmediata.

Las pruebas de detección del H. pylori se usan para comprobar si hay una infección bacteriana. Si no se encuentra una infección, la gastritis puede tratarse suspendiendo la causa y tomando antiácidos más un bloqueador de ácido. Si se encuentra la infección por el H. pylori, también se recetarán antibióticos. A las personas de 55 años o más se les podría hacer otras pruebas antes de iniciar el tratamiento.

Se utilizan dos pruebas comunes para evaluar los síntomas. Una serie gastrointestinal superior que consiste en una radiografía que se toma después de haber bebido un líquido de consistencia similar a la tiza (giz) llamado bario. Este recubre al estómago y permite que el médico vea en la radiografía si existe algún problema. Otra prueba se llama endoscopia, en la que un tubo delgado llamado endoscopio es introducido por la boca y la garganta hasta el estómago para detectar la causa de los síntomas.

Cuidados En La Casa:

  • Tome todo el ciclo del medicamento bloqueador de ácido aunque antes comience a sentirse mejor. Este medicamento puede tardar varios días para controlar por completo los síntomas. Si no puede pagar el medicamento recetado, pruebe uno de los bloqueadores de ácido de venta libre, tales como Pepcid AC, Tagamet, Zantac o Aciphex. Si estos no alivian sus síntomas, debe probarse un bloqueador de ácido más fuerte, tal como Prilosec OTC.

  • Si le han recetado antibióticos para tratar la infección por H. pylori, termine el ciclo completo del medicamento. Hágalo aunque se esté sintiendo mejor. Si usted suspende el medicamento demasiado pronto, la infección puede regresar y ser más difícil de tratar.  

  • Para controlar el dolor, puede usar antiácidos, tales como Tums, Rolaids, Mylanta o Maalox. Estos pueden ser útiles los primeros días después de iniciar los bloqueadores de ácido, cuando aún no han comenzado a surtir efecto. Siga las instrucciones de la etiqueta. Los antiácidos líquidos pueden funcionar mejor que los de tableta. Tenga en cuenta que los antiácidos pueden interferir con la absorción de ciertos medicamentos. Específicamente, no tome Tagamet (cimetidina), Zantac (ranitidina) o Carafate (sucralfato) antes de 1 hora de haber tomado un antiácido. Consulte con su farmacéutico si tiene alguna inquietud.

  • Los síntomas de la gastritis pueden empeorar si se comen ciertos alimentos. Evite las comidas grasosas, fritas y muy condimentadas, el café, el chocolate, la menta y las comidas con alto contenido de ácido: tomates, cítricos (naranja, limón, toronja [pomelo]).

  • Evite el alcohol, la cafeína y el tabaco que pueden retrasar la mejoría.

  • Evite la aspirina o los medicamentos antiinflamatorios tales como ibuprofeno [Advil o Motrin] y naproxeno [Naprosyn o Aleve]. Puede usar acetaminofén [Tylenol] sin problemas. No tome más de la cantidad que se recomienda en la etiqueta.

 Programe una VISITA DE CONTROL con su médico o según le indique nuestro personal. Podrían necesitarse otras pruebas. Si no empieza a sentirse mejor en los próximos 4 días, comuníquese con su médico. Si le hicieron una radiografía, una tomografía computarizada (CT scan) o un electroencefalograma (ECG), este será revisado por un especialista. Se le notificará si se encuentra algo nuevo que afecte la atención que recibe.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • El dolor de estómago aumenta o se transfiere al lado derecho inferior del abdomen (zona del apéndice).

  • Se presenta dolor en el pecho, o si el dolor empeora o se extiende a la espalda, el cuello, el hombro o el brazo.

  • Vómito frecuente (no puede retener líquidos en el estómago).

  • Sangre en la materia fecal o el vómito (de color negruzco o rojizo).

  • Se siente débil o mareado, se desmayó o tiene dificultades para respirar.

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta, o como le haya indicado su proveedor de atención médica.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.