Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Dolor lateral, causa no determinada

El lateral es la zona entre la parte superior de su abdomen y su espalda. El dolor en esa zona suele deberse a un problema con los riñones. Puede ser una infección o una piedra (cálculo) en los riñones. Otras causas de un dolor lateral incluyen artritis espinal, un nervio pinzado por una lesión en la espalda o un espasmo o esfuerzo muscular en la espalda.

No se conoce exactamente la causa del dolor que siente en su lateral. Puede que deban hacerle otras pruebas.

Cuidados en la casa

Siga estos consejos para cuidar de usted en su casa:

  • Puede usar acetaminofén o ibuprofeno para controlar el dolor, a menos que su proveedor de atención médica le haya recetado otro medicamento. Nota: Si tiene una enfermedad crónica del hígado o de los riñones, consulte a su proveedor antes de usar estos medicamentos. También hable con su proveedor primero si tiene una úlcera de estómago o sangrado gastrointestinal.

  • Si la causa de su dolor es muscular, puede aliviarlo usando hielo o calor: Hielo: Durante los dos primeros días después de la lesión, aplíquese una compresa de hielo sobre la zona adolorida durante 20 minutos cada dos a cuatro horas. Ello reducirá la hinchazón y el dolor. Una ducha caliente, un baño caliente o una almohadilla térmica funcionan bien para los espasmos musculares. Puede comenzar aplicándose hielo y luego pasar a aplicarse calor después de dos días. Pruebe alternando el hielo y el calor. Quizás encuentre que le hace bien hacerlo así. Emplee el método que mejor le resulte.

Visita de control

Programe una visita de control con su proveedor de atención médica si sus síntomas no mejoran en los siguientes días.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si sucede cualquiera de las siguientes cosas:

  • Vómito persistente

  • Fiebre de 100.4 ºF (38 ºC) o más, o según le haya indicado su proveedor de atención médica

  • Dolor lateral que empeora

  • Dolor que se propaga hacia la parte delantera de su abdomen

  • Mareo, debilidad o desmayo

  • Sangre en su orina

  • Sensación de ardor al orinar o necesidad de orinar con más frecuencia

  • Dolor en sus piernas que empeora

  • Adormecimiento o debilidad en una pierna

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.