Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Hemorragia Nasal [Nosebleed, Adult]

Comúnmente, el sangrado de la nariz se produce debido a una herida o a que se seca y se agrieta el recubrimiento interno de la nariz. Esto puede ocurrir durante un ataque de "fiebre del heno" o un "resfriado común", un día muy caluroso, o con el aire seco del invierno. La alta presión arterial y el endurecimiento de las arterias (aterosclerosis) también pueden provocar hemorragias nasales.

Si el médico encuentra el punto de donde sale la sangre, puede tratarlo con algún producto químico, o calor o electricidad para hacer que se forme un coágulo de sangre (cauterizar la herida). Si después de la cauterización, el sangrado continúa o si el médico no encontró de dónde proviene la sangre, es posible que le coloquen una compresa en la nariz para que haga presión y detenga la hemorragia. Esa compresa puede estar hecha de gasa o esponja. En ocasiones, se usa un catéter con un pequeño globo. Es el médico quien debe quitar la compresa. Hay también algunos tipos de compresa que se disuelven solas.

Cuidados En La Casa:

  1. Si le colocaron una compresa en la nariz, no tire de ella ni intente sacarla usted mismo, a menos que así se lo haya indicado su médico. Le darán una cita para que su médico se la quite. También es posible que le receten antibióticos para evitar una infección en los senos paranasales. De ser así, termine todo el medicamento que le hayan recetado.

  2. Una vez que se haya detenido la hemorragia, no se suene la nariz en las 12 horas siguientes. Ello permitirá que se forme un coágulo fuerte de sangre. No se hurgue la nariz, dado que eso podría reiniciar la hemorragia.

  3. Evite beber alcohol o líquidos calientes en los dos días siguientes. Las bebidas alcohólicas o calientes en la boca pueden dilatar los vasos sanguíneos de la nariz y hacer que vuelva a iniciarse la hemorragia.

  4. No tome ibuprofeno (Advil o Motrin), naproxeno (Aleve) ni medicamentos que contengan aspirina, dado que esos componentes aligeran la sangre y pueden dar lugar a una nueva hemorragia nasal. Sí puede tomar acetaminofén (paracetamol; Tylenol) para el dolor, a menos que le hayan recetado otro calmante.

  5. Si la hemorragia vuelve a comenzar, siéntese e inclínese hacia adelante para evitar tragar la sangre. Apriétese la nariz con fuerza durante 5 minutos exactos (mire el reloj). Si no se detiene el sangrado, siga apretándose la nariz y llame al médico o regrese a este centro.

  6. Si su hemorragia se debe a la alta presión arterial, haga que le tomen la presión nuevamente mañana.

  7. Si tiene un "resfriado" o "fiebre del heno" con las membranas nasales secas, lubrique los conductos nasales aplicando una pequeña cantidad de vaselina dentro de la nariz con un hisopo dos veces por día (por la mañana y por la noche). Evite calentar demasiado el ambiente en su casa, dado que ello puede secar el aire y empeorar su situación.

Haga una VISITA DE CONTROL a su médico, según se le haya indicado, para que le quite la compresa. La compresa nasal se debe revisar o quitar 2 ó 3 días después de haber sido colocada.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Tiene otra hemorragia que no puede controlar.

  • Debilidad, mareos o desmayos.

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta, o como le haya indicado su proveedor de atención médica.

  • Dolor de cabeza.

  • Dolor en los senos paranasales o la cara.

  • Siente que le falta el aire o tiene dificultades para respirar.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.