Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Demencia y apoyo para el cuidador

La demencia es una enfermedad crónica que afecta el cerebro. Provoca una pérdida gradual de la memoria. Una persona con demencia puede tener problemas para reconocer personas y lugares que le son familiares. También puede que no sepa qué día es. Además, puede tener problemas con su memoria y su razonamiento, o para tomar decisiones. En casos graves, puede que la persona no responda cuando alguien le habla.

La forma más común de demencia es la enfermedad de Alzheimer. Los médicos no saben exactamente a qué se debe la enfermedad de Alzheimer. No tiene cura. Pero hay medicamentos que pueden hacer que el avance de la enfermedad sea más lento. También pueden tratar algunos de los síntomas.

Algunas de las causas menos comunes de la demencia son curables. Por eso, es importante que se haga una evaluación médica completa para ver si tiene alguna afección que pueda tratarse.

Cuidados en la casa

Siga estos consejos para cuidar en su casa de una persona con la enfermedad de Alzheimer:

  • Si el paciente tiene enfermedad de Alzheimer avanzada, una persona responsable debe acompañarlo en todo momento.  No se lo debe dejar solo o sin supervisión.

  • En el caso de una enfermedad de Alzheimer avanzada, guarde todos los medicamentos en un lugar seguro. Deben estar bajo el control del cuidador. No se debería permitir que alguien con enfermedad de Alzheimer avanzada se ocupe de sus propios medicamentos. Eso es algo que debe supervisar el cuidador.

Aquí tiene algunas formas de ayudar a alguien con demencia:

Actividades

Mantenga una rutina diaria. Los cambios en la rutina pueden causar estrés en alguien con demencia. Haga un cronograma para las tareas comunes de todos los días. Por ejemplo, bañarse, vestirse, tomar los medicamentos, comer, salir a caminar e irse a la cama.

Comunicación

Cuando hable con alguien que tiene demencia, hable despacio y claramente. Emplee un tono de voz amable. Elija palabras y oraciones cortas y simples. Haga una sola pregunta a la vez. No interrumpa, no critique y no discuta. Mantenga la calma y brinde su apoyo. Haga gestos de amabilidad con su cara. Señale y toque para comunicarse mejor. Si la persona ha perdido la memoria de largo plazo, no le haga preguntas sobre cosas del pasado. En cambio, hable de lo que está sucediendo ahora.

Consejos de comportamiento

Use listas, carteles, fotografías familiares, relojes y calendarios como ayudas para la memoria. Coloque etiquetas en gabinetes y cajones. Intente distraer a la persona, no confrontar con ella. Si la persona se frustra o se molesta, dirija la atención de la persona a la comida o a alguna actividad interesante.

Consejos médicos legales

Hable con su médico o con un abogado respecto de conseguir un poder legal para la atención médica y las decisiones financieras. Lo mejor es hacer esto mientras la persona todavía puede firmar documentos legales y tomar sus propias decisiones legales. De lo contrario, puede que necesite una orden judicial.

Apoyo para el cuidador

Como cuidador, necesitará mucho apoyo para usted también. Cuidar a alguien con demencia es un trabajo de tiempo completo. Puede sobrecargarlo emocionalmente y ocasionarle frustración y enojo hacia su ser querido. Es común sentir pena por haber perdido la relación que alguna vez tuvo con esa persona. Como cuidador de alguien con demencia, usted tiene un mayor riesgo de desarrollar depresión, ansiedad y estrés.

Aquí tiene algunos consejos que le ayudarán a sobrellevar su papel de cuidador:

  • Aprenda sobre la demencia y la enfermedad de Alzheimer para saber qué esperar.

  • Busque qué recursos hay en su comunidad, incluidos los programas de atención diurna para adultos. Si necesita, pida a su proveedor de atención médica que lo remita a un trabajador social.

  • Cuídese. Para eso, siga una dieta saludable, haga actividad física y descanse mucho.

  • Pida ayuda. Comparta algunas de las obligaciones que tiene como cuidador con familiares y amigos.

  • Hágase tiempo para sus cosas personales. ¡Esto es esencial! Piense en la posibilidad de contratar a una persona que cuide al paciente en casa.

  • Busque consejería o únase a un grupo de apoyo para cuidadores. No se aísle ni intente sobrellevar esto en soledad. En un grupo de apoyo, puede aprender de otras personas que están en una situación similar.

  • Visite el sitio web de la Alzheimer’s Association (www.alz.org) para ver más información.

Visita de control

Asista a las visitas de seguimiento con el proveedor de atención médica del paciente.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si sucede cualquiera de las siguientes cosas:

  • Caídas frecuentes

  • La persona no quiere comer ni beber

  • Tiene comportamiento violento o su comportamiento se vuelve demasiado difícil para manejarlo en casa

  • Mayor somnolencia, o no responde con normalidad

  • Dolor de cabeza o náuseas que empeoran, o vómito repetido

  • Adormecimiento o debilidad en la cara, en un brazo o en una pierna

  • Arrastra las palabras al hablar, tiene problemas para hablar, para caminar o para ver

  • Desmayo, mareo o convulsiones

  • Tiene fiebre no explicada de 100.4 ºF (38.0 ºC) o más

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.