Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Mordedura de gato

Una mordedura de gato puede causar una herida lo suficientemente profunda como para romper la piel. En esos casos, la herida se limpia y luego se cierra. A veces, la herida no se cierra completamente. Esto se hace para permitir que salgan líquidos de la herida si esta se infecta. Además del cuidado de la herida, y si es necesario, es posible que se aplique una vacuna contra el tétanos. 

Cuidados en su casa

  • Lave bien sus manos con agua tibia y jabón antes y después de atender la herida. Eso ayuda a reducir el riesgo de infección.

  • Cuide la herida según le hayan indicado. Si le colocaron un vendaje sobre la herida, recuerde cambiarlo según las instrucciones recibidas.

  • Si la herida sangra, coloque un paño suave y limpio sobre la herida. Luego aplique presión firme hasta que se detenga el sangrado. Esto puede tardar hasta cinco minutos. No deje de hacer presión y observe la herida mientras tanto.

  • La mayoría de las lesiones sanan en diez días. Sin embargo, pueden infectarse a pesar de recibir un tratamiento adecuado. Por lo tanto, recuerde observar la herida todos los días para ver si se presentan signos de infección (vea a continuación).

  • Es posible que le receten antibióticos que le ayudarán a prevenir o tratar una infección. Si le indican tomar antibióticos, tómelos según las instrucciones. Asegúrese también de terminar los medicamentos.

Prevención de la rabia

La rabia es un virus que llevan ciertos animales, por ejemplo, los domésticos como los gatos y los perros. Las mascotas que están completamente vacunadas contra la rabia (dos dosis) tienen un riesgo muy bajo de infectarse. Sin embargo, como la rabia en los humanos es casi siempre mortal, se debe tomar la precaución adicional de aislar por 10 días a toda mascota que muerda. En general, si existe riesgo de rabia, es necesario tomar las siguientes medidas:

  • Si la mascota de alguna persona le mordió, el animal deberá mantenerse confinado en una zona segura durante 10 días para observar si muestra señales de enfermedad. (Si el dueño de la mascota se niega a permitirlo, comuníquese con su centro local de control animal). Si el gato se enferma o muere durante ese período, avise enseguida al centro local de control animal para que le hagan pruebas al animal para saber si tiene rabia. Si el animal se mantiene sano durante los próximos 10 diez días, no existe peligro de rabia para el animal ni para usted.

  • Si le mordió un gato perdido, comuníquese con su centro local de control animal. Allí podrán darle información sobre captura, cuarentena y pruebas de rabia en animales.

  • Si luego de dos días no encuentra al animal que le mordió, y si usted vive en una región donde la rabia está presente, es posible que necesite recibir la serie de vacunas contra la rabia. Llame enseguida a su proveedor de atención médica. O regrese sin demora al departamento de emergencias.

  • Todas las mordeduras de animales deben informarse al centro local de control animal. Si no le dieron un formulario para rellenar, puede informar la mordedura usted mismo. 

Visitas de control

Programe una visita de control con su proveedor de atención médica o según se le haya indicado. 

Cuándo debe buscar atención médica

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Signos de infección:

    • Enrojecimiento o calor que se extienden desde la herida

    • Dolor o hinchazón en aumento

    • Fiebre de 100.4° F (38° C) o más, o según le indique su proveedor de atención médica

    • Supuración de líquido coloreado o pus de la herida

  • Signos de infección por rabia:

    • Dolor de cabeza

    • Confusión

    • Comportamiento extraño

    • Convulsión

  • Disminución de la capacidad de mover la parte del cuerpo que está cerca de la zona de la mordedura

  • Sangrado que no se puede parar después de cinco minutos de aplicar presión firme

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.