Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Dolor De Rodilla, Posible Desgarro De Menisco [Knee Pain, Possible Torn Meniscus]

El “menisco” es un cartílago fuerte que “acolchona” el interior de la articulación de la rodilla. Su función es absorber el impacto y distribuir el peso del cuerpo equitativamente por toda la articulación de la rodilla. Esto previene el desgaste excesivo de los huesos de esta articulación.

Las causas más comunes de los desgarros del menisco son las lesiones (especialmente en relación con la práctica de deportes) y las enfermedades degenerativas (que ocurren con el envejecimiento).

Un desgarro de menisco suele ocurrir a consecuencia de una torcedura mientras la rodilla está doblada. Esto causa dolor, hinchazón, reducción del movimiento de la rodilla y dificultad para caminar. Es posible que oiga ruidos o chasquidos en la rodilla o que ésta se le trabe, o bien que no sea capaz de enderezar completamente la pierna. También es posible que se haya lesionado los ligamentos de la rodilla.

El diagnóstico inicial de un desgarro de menisco se realiza mediante un examen médico y radiografías. En el caso de una lesión grave, es posible que la rodilla esté demasiado adolorida para permitir un examen completo. Se puede realizar un examen más preciso una vez que haya bajado la hinchazón inicial. Es posible que le hagan una resonancia magnética para establecer el diagnóstico final.

Cuando se sospecha que hay una lesión de menisco, el tratamiento inicial consiste en la aplicación de hielo, reposo y prevención del movimiento de la rodilla. Puede colocarse una férula (tablilla) o un inmovilizador de Velcro para la rodilla a fin de proteger la articulación. Según cuál sea la gravedad de la lesión, es posible que necesite cirugía. Una lesión de cartílago puede tardar 4-12 semanas en sanar según cuál sea su gravedad.

Cuidados En La Casa:

  1. Haga todo lo posible por no apoyarse en la pierna lesionada hasta que pueda caminar con ella sin dolor. Si tiene mucho dolor al caminar, es posible que le recomienden muletas o una andadera. (Las muletas y las andaderas pueden alquilarse o comprarse en muchas farmacias y tiendas de materiales quirúrgicos u ortopédicos). Siga el consejo de su médico respecto a cuándo puede empezar a apoyar peso en la pierna.

  2. Mantenga la pierna elevada para reducir el dolor y la hinchazón. Para dormir, coloque una almohada debajo de la pierna lesionada. Cuando se siente, apoye la pierna lesionada sobre un objeto que la soporte de forma que quede al mismo nivel que su cintura. Esto es muy importante durante las primeras 48 horas.

  3. El primer día, aplique una bolsa de hielo (cubitos de hielo en una bolsa de plástico envuelta en una toalla) sobre la zona lesionada durante 20 minutos cada 1-2 horas. Puede colocar la bolsa de hielo directamente sobre la férula. Si le pusieron un inmovilizador de Velcro para la rodilla, usted puede abrirlo para colocar la bolsa de hielo directamente sobre la rodilla. Continúe aplicando bolsas de hielo 3-4 veces al día durante los dos días siguientes, y luego según lo necesite para aliviar el dolor y la hinchazón.

  4. Puede usar acetaminofén (Tylenol) o ibuprofeno (Motrin o Advil) para controlar el dolor, a menos que le hayan recetado otro medicamento. [NOTA: Si tiene una enfermedad hepática o renal crónica, o ha tenido alguna vez una úlcera estomacal, consulte con su médico antes de tomar estos medicamentos.]

  5. Si le pusieron una férula, manténgala completamente seca en todo momento. Báñese con la férula fuera del agua, protegiéndola con una bolsa de plástico grande cerrada con una banda elástica en el extremo superior. Si una férula de fibra de vidrio se moja, puede secarla con un secador de pelo. Si tiene un inmovilizador de Velcro para la rodilla, puede quitárselo para bañarse, a menos que le indiquen lo contrario.

  6. Consulte con su médico antes de volver a practicar actividades deportivas o trabajar de tiempo completo.

Programe una VISITA DE CONTROL con su médico en un plazo de 1-2 semanas, o según le indiquen, para que le hagan otro examen. Es posible que sean necesarias más pruebas para evaluar la gravedad de la lesión.

[NOTA: Si le hicieron radiografías, estas serán examinadas por un radiólogo y le informarán de los nuevos hallazgos que puedan afectar la atención médica que necesita.]

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Hinchazón, frío, coloración azulada, entumecimiento u hormigueo en los dedos de los pies o en los pies

  • Aumento del dolor o de la hinchazón en la rodilla o la pantorrilla

  • Calor o enrojecimiento en la rodilla o la pantorrilla

  • Falta de aliento o dolor en el pecho

  • Fiebre superior a 100.4°F (38.0°C)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.