Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Picadura de araña reclusa parda

Araña reclusa parda y Picadura de araña reclusa parda

La mayoría de las arañas son inofensivas para las personas. Sin embargo, hay dos tipos de araña en los Estados Unidos que pueden causar daño: la viuda negra y la reclusa parda (o marrón).

Las arañas reclusas pardas pueden ser de color marrón claro u oscuro. Tienen entre ¼ y ¾ de pulgada de largo y patas largas y delgadas. Algunas tienen una marca con forma de violín en su lomo. Es más frecuente encontrarlas en el sur, el oeste y el medio oeste. Viven en armarios, desvanes, sótanos, porches, graneros y pilas de leña. 

La picadura de una araña reclusa parda puede ser indolora al principio o puede arder levemente como una picadura de abeja. Se puede formar una marca roja pequeña en el lugar de la picadura. Luego pueden aparecer ampollas pequeñas. En un tiempo de dos a ocho horas, la zona puede comenzar a doler, hincharse y dar comezón. Otros síntomas pueden ser, por ejemplo, malestar general, fiebre, náuseas y vómitos. En la mayoría de los casos, el lugar de la picadura sana por sí mismo en una semana. Sin embargo, en algunos casos, la piel en el lugar de la picadura se puede desintegrar. (Por ejemplo, la piel se puede poner negra y hundirse a medida que el tejido que está debajo muere). Se puede formar una herida abierta que se llama úlcera. Puede tardar de semanas a meses en curar. En casos infrecuentes, la picadura de una araña reclusa parda trae como consecuencia problemas más serios. Estos pueden incluir daño muscular, insuficiencia renal, problemas de coagulación de la sangre y coma. 

Se limpia la picadura. Si es necesario, es posible que se administren medicamentos para aliviar el dolor. También es probable que se den antibióticos para tratar una infección. La persona picada puede recibir una vacuna contra el tétanos. Si se forma una úlcera, es posible que sea necesario realizar un injerto de piel más adelante para reparar el daño serio provocado a la piel. Sin embargo, la mayoría de las picaduras sanan sin dejar cicatriz.

Cuidados en la casa

  • Para ayudar a aliviar el dolor, puede tomar paracetamol (acetaminofén) o ibuprofeno, a menos que le hayan recetado otro analgésico (calmante del dolor). Importante: Si usted tiene una enfermedad crónica del hígado o del riñón, o ha tenido alguna vez una úlcera de estómago o hemorragia gastrointestinal, hable con su proveedor de atención médica antes de usar estos medicamentos.

  • Si le recetaron antibióticos, asegúrese de tomarlos exactamente según las instrucciones. Además, recuerde que debe terminarlos.

  • Cuide la picadura según las indicaciones de su proveedor de atención médica. Esto puede significar lavar la herida por lo menos una vez al día con agua y jabón.

  • Para ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón, aplique compresas frías en el sitio de la picadura según le indiquen. Use un paño húmedo frío o hielo picado envuelto en una toalla. No aplique hielo directamente sobre la piel.

  • Si le picaron en un brazo o en una pierna, mantenga esa parte del cuerpo elevada. La hinchazón puede empeorar si esta descansa hacia abajo. 

  • Vigile el sitio de la picadura todos los días para detectar signos de infección (ver más abajo). 

Visitas de control

Asista a las visitas de seguimiento con su proveedor de atención médica o según le hayan recomendado.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si se presenta alguna de las siguientes situaciones:

  • Fiebre de 100.4° F (38.0° C) o más alta

  • El dolor empeora y no se alivia con los medicamentos

  • Signos de infección en el lugar de la picadura, como aumento del enrojecimiento o vetas rojizas, hinchazón o secreción con mal olor

  • El sitio de la picadura se pone negro o azul 

  • El sitio de la picadura no sana o se agranda 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.