Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Anginaestable [Angina, Stable]

El malestar que usted experimentó hoy en el pecho parece estar relacionado con su corazón: una enfermedad llamada angina. La angina es un dolor que se siente en el corazón debido a que la sangre no circula bien debido a un bloqueo de placa en uno o más de los pequeños vasos que llevan oxígeno hasta el músculo mismo del corazón. La placa es el material graso hecho de colesterol y otras partículas que se acumulan en la pared interna de las arterias.

El ejercicio físico, una mayor actividad, un malestar emocional o el estrés pueden provocar este dolor. Con el tratamiento adecuado y los cambios necesarios en el estilo de vida para reducir los factores de riesgo, la mayoría de la gente que tiene angina puede llevar una vida plena y activa.

La angina no es un ataque al corazón. Pero, si el dolor de angina es grave o prolongado, puede ocasionar un infarto. Su angina se encuentra controlada en este momento; por lo tanto, ya puede irse a casa sin peligro.

Cuidados En La Casa:

  • Descanse hoy en casa y evite toda actividad agotadora.

  • Tome el medicamento para el dolor del pecho (por lo general nitroglicerina) exactamente como se lo recetaron. Lleve la nitroglicerina con usted todo el tiempo.

  • Cuando vaya a tomar la nitroglicerina para aliviar la angina, siéntese o recuéstese. Este medicamento puede provocarle mareo.

    • Coloque una tableta debajo de la lengua, entre el labio y la encía o entre la encía y la mejilla. Deje que la tableta se disuelva por completo; no trague o mastique la tableta.

    • Si usa un espray, rocíe una vez en o debajo de la lengua. No lo inhale. Cierre la boca y espere unos segundos antes de tragar.

    • Después de tomar una tableta o rociarse una vez, siéntese durante 5 minutos.

    • Si la angina desaparece por completo, descanse un momento y continúe su rutina normal.

    • Si la angina continúa o empeora, LLAME AL 911 de inmediato. No se tarde. ¡Podría estar teniendo un ataque al corazón!

    • Después de que llame al 911, tome una segunda tableta o rocíese por segunda vez.  Espere otros 5 minutos. Si la angina aún no desaparece, tome una tercera tableta o rocíese por tercera vez. No tome más de 3 tabletas o se rocíe más de 3 veces en el transcurso de 15 minutos. Permanezca en el teléfono con el 911 por si requiere otras instrucciones.

Nota: Su proveedor de atención médica podría darle instrucciones ligeramente diferentes. Si es así, sígalas cuidadosamente.

Prevención

  • Aprenda a medirse la presión arterial. Lleve registro de esas mediciones. Solicite a su médico que le explique qué valores indican la necesidad de buscar atención médica.

  • Mantenga un peso saludable. Busque ayuda para bajar los kilos de más que pueda tener.

  • Reduzca el consumo de sal.

    • Limite el consumo de alimentos enlatados, deshidratados, envasados y las comidas rápidas.

    • No agregue sal a las comidas en el momento de comerlas.

    • Sazone las comidas con hierbas en lugar de usar sal al cocinar.

  • Comience un programa de ejercicios. Pida a su médico que le aconseje cómo comenzar. Actividades simples, como caminar o trabajar en el jardín, pueden serle de mucho beneficio.

  • Deje de fumar. Inscríbase en un programa antitabaco para tener mayores probabilidades de lograrlo.

  • Evite situaciones estresantes. Aprenda alguna técnica que le permita controlar el estrés.

Haga Seguimiento

con su médico, según se le haya indicado.

[NOTA: Si le han tomado una radiografía o un electrocardiograma, éstos serán evaluados por un especialista. Le informarán de los nuevos hallazgos que puedan afectar la atención médica que necesita.]

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • El dolor es recurrente y no se alivia con la dosis habitual de nitroglicerina.

  • Dificultad para respirar o más dolor al respirar.

  • Angina con debilidad, mareos, desmayos, mucho sudor, náuseas o vómito.

  • Un cambio en el tipo de dolor:

    • Se siente diferente

    • Se ha vuelto más fuerte

    • Dura más o aparece con más frecuencia

    • Se ha esparcido a otras zonas (hombro, brazo, cuello, mandíbula o espalda)

    • Con menos ejercitación o esfuerzo, el dolor ya aparece.

  • Gran somnolencia, confusión

  • Mareos o vértigo (mareo con la sensación de estar dando vueltas)

  • Debilidad de un brazo o pierna, o de un lado de la cara.

  • Dificultades para hablar o ver.

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.