Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Sobredosis de alcohol

Ilustración de bebidas alcohólicas atravesadas por un símbolo de prohibido

Usted ha tomado una sobredosis de alcohol, lo cual quiere decir que bebió una cantidad grande de alcohol en un período corto de tiempo. Una sobredosis de alcohol es una condición grave. Puede causar coma y aún la muerte. Lo pone en riesgo de tener vómito y aspiración. La aspiración se produce si usted absorbe al respirar una sustancia que no debe estar en los pulmones, como el vómito. La aspiración causa una pulmonía grave que puede ser fatal.

 

Una sobredosis de alcohol puede deberse a no entender el tipo de efecto poderoso que puede tener el alcohol. Sin embargo también puede ser señal de depresión o un exceso de cólera hacia uno mismo u otra persona. Si usted siente que hay razones emocionales para esta sobredosis, le aconsejamos hacerse una evaluación con un psiquiatra, consejero o un terapeuta.

 

Efectos para su salud


El abuso de alcohol puede causar problemas de salud. En ocasiones esto puede suceder con solo beber “un poquito”. La cantidad de alcohol necesaria para que esto pase es diferente para cada persona. Incluso es diferente para la misma persona en distintas situaciones. (Por ejemplo, el alcohol puede afectarlo más si bebe sin haber comido nada antes). Cuanto más beba en una misma ocasión y cuanto mayor sea la frecuencia con que bebe, eso determinará los efectos que puede tener sobre su salud a corto y largo plazo. La bebida afecta a todo su cuerpo y todos los aspectos de su salud. Por ejemplo:

  • Cerebro: El alcohol puede dañar las partes de su cerebro que afectan su equilibrio, su memoria, su pensamiento y sus emociones. Puede ocasionarle pérdida de memoria, desmayos, depresión, agitación, cambios en su ciclo de sueño y convulsiones. Estos cambios pueden ser reversibles o no.

  • Sistema cardíaco y vascular: El alcohol puede dañar el músculo de su corazón, dado que hace que se debilite y se estire (eso se llama miocardiopatía). Puede provocarle problemas para respirar, latidos irregulares, hinchazón en las piernas e insuficiencia cardíaca. Hace que los vasos sanguíneos se endurezcan, lo que provoca presión arterial alta. Todos estos problemas incrementan su riesgo de tener un ataque al corazón o un ataque cerebral.

  • Hígado: El alcohol hace que se acumule grasa en el hígado, lo que afecta su funcionamiento normal. Esto aumenta el riesgo de tener hepatitis, y puede causar dolor abdominal, pérdida de apetito, ictericia, problemas de sangrado y formación de cicatrices en el hígado. Además, puede afectar su capacidad de combatir las infecciones. El daño en el hígado le impide eliminar las toxinas de su sangre. Esto puede ocasionarle cambios en el cerebro (encefalopatía). Dichos cambios en el cerebro pueden provocarle confusión, cambios de personalidad, pérdida de memoria, convulsiones, coma y la muerte.

  • Páncreas: El alcohol puede inflamarle el páncreas (pancreatitis). Los síntomas de la pancreatitis pueden incluir dolor abdominal y fiebre. En el largo plazo, la pancreatitis puede terminar en diabetes.

  • Sistema inmunológico: El alcohol debilita su sistema inmunológico. Eso puede hacer que le resulte más difícil combatir las infecciones y los resfriados. También aumenta sus probabilidades de contraer neumonía y tuberculosis.

  • Cáncer: El alcohol es un factor de riesgo para varios tipos de cáncer. Por ejemplo, el cáncer de boca, de garganta, de hígado y de seno.

  • Funcionamiento sexual: El uso excesivo de alcohol puede ocasionar problemas sexuales.

Cuidados en su casa

  • No beba más alcohol.

  • No conduzca hasta estar totalmente sobrio. Si la policía lo detiene mientras usted esté conduciendo alcoholizado, puede ir a la cárcel. Pueden suspenderle su licencia.

  • No use máquinas que podrían causarle lesiones.

  • Descanse bastante en los próximos días y beba mucha agua y otras bebidas no alcohólicas. Trate de comer regularmente.

  • Si ha estado tomando mucho alcohol regularmente, es posible que experimente el síndrome de abstinencia por alcohol, también conocido como “tembladera” o psicosis alcohólica. Los síntomas usuales duran de tres a cuatro días y pueden incluir nausea, sudor o insomnio, nerviosismo, temblor o convulsión. Es mejor quedarse con familiares o amistades durante este tiempo para que le puedan dar ayuda y apoyo. También puede ingresar a un programa residencial de desintoxicación.

  • El consumo excesivo de alcohol regularmente combinado con una mala nutrición puede llevar a una deficiencia de vitamina B, lo que puede provocarle daño cerebral permanente. Si usted no es capaz de dejar de beber alcohol, es importante que tome vitaminas diariamente.

Visitas de control

Si el alcohol está causando un problema en su vida, las siguientes organizaciones le pueden ayudar:

  • Alcohólicos anónimos ofrece apoyo a través de una comunidad de auto ayuda. www.aa.org

  • Al-Anon ofrece apoyo a los familiares y amigos de personas con problemas de alcohol. 800-344-2666 o www.al-anon.org

  • National Council on Alcoholism and Drug Dependence brinda información y remisión por problemas de abuso de sustancias. 800-622-2255 o www.ncadd.org

  • Existen programas residenciales de tratamiento por abuso de alcohol. Busque centros de tratamiento para alcohólicos en el directorio telefónico de su zona o en Internet. También puede pedirle a su proveedor de atención médica que le dé una remisión.


Llame al 911

Llame de inmediato a los servicios de emergencia de su zona si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dificultades para respirar o respiración lenta irregular

  • Sensación de ahogo

  • Dolor en el pecho

  • Somnolencia extrema o problemas para despertarse

  • Sangrado abundante o vomita sangre

  • Desmayo o pérdida de la conciencia

  • Frecuencia cardíaca rápida

  • Convulsiones

 

Cuándo debe buscar atención médica

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Temblores fuertes

  • Fiebre superior a 100.4º F (38º C)

  • Confusión o alucinaciones (ver, oír, sentir cosas que no están ahí presentes)

  • Mayor dolor en la parte superior del abdomen

  • Vómito persistente

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.