Abrasion - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Abrasiones [Abrasions]

Las ABRASIONES (ABRASIONS) son raspaduras en la piel. El tratamiento depende de qué tan grande y profunda sea la abrasión (abrasion).

Cuidados En La Casa:

  1. Si le colocaron una venda, cámbiela una vez al día. Si la venda se adhiere a la herida, empápela en agua tibia hasta que se afloje.

  2. Lave la zona con agua y jabón para eliminar toda la crema (cream) o pomada (ointment) que tenga puesta. Puede hacerlo en el lavabo, debajo del grifo de la tina o en la ducha. Enjuague el jabón y seque dando golpecitos suaves con una toalla limpia.

  3. Vuelva a colocar crema (cream) o pomada (ointment), según las instrucciones del médico. Ello impedirá que se infecte y ayudará a evitar que la venda se adhiera a la herida.

  4. Cubra la herida con una venda nueva sin adhesivo (non-stick bandage) [Telfa].

  5. Repita los pasos 1 a 4 todos los días, o según le indique su médico.

  6. Si la venda se humedece o se ensucia, cámbiela tan pronto como le sea posible.

  7. Puede usar acetaminofén (acetaminophen) [Tylenol] o ibuprofeno (ibuprofen) [Motrin o Advil] para controlar el dolor, a menos que le hayan recetado otro medicamento. [ NOTA : Si tiene una enfermedad hepática o renal crónica (chronic liver or kidney disease), o ha tenido alguna vez una úlcera estomacal (stomach ulcer) o sangrado gastrointestinal (GI bleeding), consulte con su médico antes de tomar estos medicamentos.] No utilice ibuprofeno (ibuprofen) en bebés menores de seis meses de edad.

Programe una VISITA DE CONTROL con su médico o este centro, según le indique nuestro personal médico. La mayoría de las lesiones en la piel sanan en diez días o menos. De todas formas, es posible que ocurra una infección (infection) aun siguiendo el tratamiento adecuado. Por lo tanto, es importante que preste atención a los síntomas de infección que se describen a continuación.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Dolor que aumenta en la zona de la herida.

  • Hinchazón o enrojecimiento que se están extendiendo.

  • Pus que supura de la herida.

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta, o como le haya indicado su proveedor de atención médica.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.